¿Branding inmobiliario?, ¿qué es y para qué sirve?


La presencia activa en redes sociales de nuestra empresa de bienes raíces es un factor decisivo en nuestras futuras labores. Este es un entorno donde muchas agencias inmobiliarias aún no tienen una estrategia concreta ni tampoco saben como obtener resultados de ellas. Pero reconocen su potencial y la importancia de realizar un trabajo minucioso al respecto. Por eso, hoy conoceremos el branding, un concepto estrechamente ligado al marketing inmobiliario y que nos ayudará a crear, posicionar nuestra marca y posteriormente, generar nuevas oportunidades de negocio.

 

El branding habla de la construcción de nuestra marca, la identidad, la cara visible de nuestra empresa, ¿pero por qué es tan importante hablar de esto? Diferenciarse es cada vez más difícil, ya que la calidad y los costos de los productos/servicios ofertados son similares. Por ello, la clave de los negocios está en el “branding”, es decir, en el poder de la marca como elemento diferenciador. Pero antes de dar vía libre a cualquier iniciativa de este tipo debemos primero, conocer algunas nociones relacionadas a esta importante labor:

 

  • Naming: creación de un nombre.
  • Identidad corporativa.
  • Posicionamiento.
  • Lealtad de marca, desarrollo de marcas.
  • Arquitectura de marca.

 

Al lanzar algún producto o servicio al mercado, es importante tener definido el grupo objetivo al que se quiere llegar, la necesidad a satisfacer y el nombre comunicativo. Aunque suene algo gracioso, escoger el nombre y el logo que representarán nuestra empresa, no es tarea fácil. Por eso, se debe tener mucha cautela al momento de hacerlo. Se recomienda incluso tener asesoría durante la realización de este proceso. Una vez cumplido este objetivo, procederemos a desarrollar la identidad corporativa de nuestra marca. Transparencia, sencillez, personalidad y consistencia, deben ser valores que caractericen la comunicación y demás elementos gráficos de nuestra empresa de bienes raíces.

 

  • Transparencia en la comunicación: el diseño debe trasmitir claridad de lo que la marca representa.
  • Sencillez: muchos elementos gráficos pueden saturar la identidad corporativa visual.
  • Personalidad: el diseño debe ser único, relevante y de buen impacto visual.
  • Consistencia: los elementos visuales deben poseer flexibilidad de aplicación en diferentes elementos o superficies, de tal manera que nunca pierdan su esencia primaria.

 

En la construcción de nuestra imagen, el manual de identidad corporativa (MIC), será de vital importancia. Este será una guía de referencia que contiene las normas básicas indispensables para el uso correcto de los distintos elementos gráficos (logotipo, colores, tipografía, entre otros), que conformarán nuestra imagen corporativa. Una vez culminado, procederemos a la creación de piezas gráficas, página web, redes sociales, y demás ayudas que puedan integrarse y nos permitan mejorar nuestra estrategia de marketing inmobiliario. Recuerda que esta será la cara visible de tu empresa inmobiliaria. La gente asociará tu negocio con estos elementos. Así que ten cuidado.

 

El branding no habla solo de esos elementos gráficos, si no también de una serie de valores corporativos que giran en torno al ambiente que se desarrolla en nuestra empresa, estos valores representan la filosofía que se transmite a través de factores comunicativos y gráficos. Así que no es una tarea para dejar en manos de cualquiera.

En pocas palabras, todo aquello que muestre nuestra empresa al mundo será un aspecto fundamental dado que nos brinda la posibilidad de distinguirnos claramente de las demás. Mostrar nuestro factor diferenciador, los valores agregados de nuestra empresa, la calidad de nuestro servicio, es crucial.

 

Teniendo en cuenta que, a medida que nuestra empresa crece, es probable que vaya expandiendo sus horizontes y desarrollando nuevos productos o servicios. En función de sus objetivos, recursos y características de productos, existen distintas alternativas para construir con solidez la mejor estrategia de marketing. Aquí es donde entra en juego la arquitectura de marca, que involucra al conjunto de estrategias y tácticas llevadas a cabo por una empresa para construir y organizar el portafolio de sus marcas. ¿Con qué objetivo? Optimizar su performance y maximizar el beneficio obtenido por ellas.

 

Desde el punto de vista del marketing, “la lealtad de marca se refiere a la compra repetida de un producto o servicio como resultado del valor percibido, la confianza y el vínculo generado entre cliente-empresa”, y dependiendo del grado de satisfacción en relación a tus productos y del valor agregado que aportes a la experiencia de consumo, tus clientes se convertirán en embajadores de tu marca o irán saltando de una empresa a otra con total desenfado.

 

El concepto de lealtad está íntimamente relacionado con el de fidelización. Podemos decir que las diferentes acciones que una marca desarrolla para fidelizar a sus clientes, tienen por objetivo retenerlos y hacerlos más leales. Pero el secreto para que tu público ame tu marca, reside en agregar valor constantemente en cada una de las áreas clave de tu negocio. No solo en la forma en que nos perciben, si no también, en la forma en que les hablamos, atendemos sus necesidades, y ofrecemos las soluciones correctas. Con la ayuda de un software enfocado en tu sector de trabajo o un CRM inmobiliario como Wasi, optimizarás tu ritmo de trabajando, llevando a tu empresa de bienes raíces a una nuevo nivel. Usa todas las ayudas que tecnología y la virtualidad te brindan.

 

Teniendo en cuenta todas estas recomendaciones, lograrás desarrollar una completa estrategia de branding, aplicado a tu empresa inmobiliaria. Trazáte algunos objetivos importantes para desarrollar tu estrategia. Y recuerda siempre, tu marca habla por ti, por tu empresa, por tus procesos, ofrece una excelente experiencia de compra, así seguramente, lograrás cumplir con más objetivos de los esperados.

2017 - wasi.co