Todo empieza contigo mismo

En esta sección del curso se invita a realizar un alto con consciencia para inhalar tranquilidad y exhalar preocupaciones; ya que para brindar bienestar y abundancia a otros, el punto de partida soy “YO” como individuo..

“No podemos dar lo que no tenemos” con esta reflexión inicia esta sección del curso, como una invitación para transmitir lo que tenemos con consciencia y para ello, es importante conectarse con uno mismo, darse la oportunidad de respirar (una técnica es mindfulness) en estos tiempos acelerados para:
- Inhalar: tranquilidad – bienestar.
- Exhalar: preocupaciones – problemas.

Después del ejercicio de respiración, se socializan tips para la creación de abundancia partiendo del conocimiento de las fortalezas:
- Autoconocimiento.
- Autogestión.
- Automotivación.

Para construir abundancia es relevante concentrarse en aquello que “nos gusta”, “nos hace felices”, “somos buenos”, “que ayuda a nuestros clientes”; esto debido a que las posibilidades son ilimitadas pero la gestión del tiempo (24 horas al día) es clave.